Bricolaje paso a paso: hacer uvas secas para el belén

En otros “paso a paso” anteriores del blog hemos ido descubriendo algunos trucos y consejos de bricolaje para saber cómo montar un cielo desmontable para tu belén o instalar las estrellas con tiras de fibra óptica. Vamos a seguir, de cara ya a la próxima temporada belenista, con un sencillo pero bonito efecto para conseguir que los elementos naturales de tu nacimiento queden mucho más realistas. Utilizaremos para el ejemplo las uvas, una de las frutas más utilizadas en los belenes de España. Así que, vayamos al grano: ¿cómo hacer uvas secas para el belén?

 

Qué necesitas para hacer uvas secas para el belén

Si quieres que tu portal de belén cuide hasta el último detalle, tienes que trabajar con tiempo el montaje del mismo, desde la estructura hasta los elementos más pequeños. Hoy veremos cómo hacer uvas secas utilizando el propio fruto de la vid. Más natural y realista imposible, ¿verdad? En primer lugar, asegúrate de que dispones de estos materiales antes de empezar para no tener que interrumpir la sesión de bricolaje.

  • Varios racimitos de uva muy pequeños. Ideal esperar a la época en que los frutos de la vid empiezan a madurar entre junio o julio, pues tendrán el tamaño y la textura perfectos para nuestra misión.
  • Pequeño recipiente o platillo de 1 o 2 centímetros de profundidad.
  • Cola blanca.
  • Cuerda a modo de tendedero, y pinzas pequeñas.
  • Troqueladora de hojas de parra.

 

Paso a paso: cómo hacer uvas secas para el belén

Paso 1.- Recolectar el fruto

Lo primero que debes conseguir es el fruto a partir del cual haremos nuestros racimos para la parra del belén. Lo más apropiado es esperar a la fructificación de la propia vid, pues será lo más natural que podamos encontrar. Las vides convierten sus flores en pequeños frutos verdes a finales de junio o principios de julio. Cortaremos el racimo completo con dos dedos, desde la base de la rama. No hace falta señalar que debes contar con el permiso del propietario de la viña para obtener tus uvas, y que no debes arrancar nada de la naturaleza aunque se encuentre en estado salvaje.

Paso 2.- Encolar y secar las uvas

Una vez tengas los racimos necesarios, tendremos que secarlos artificialmente para que no se marchiten y puedan servirnos durante varias temporadas. Para ello mezclaremos en un recipiente agua y cola blanca, consiguiendo una solución en la que sumergiremos nuestros racimitos. Intenta doblar un poco el extremo para conseguir que funcione de gancho a la hora de colgar el racimo en la parra. Después, los pondremos a secar utilizando cuerda y pequeñas pinzas, como si fuese un tendedero. En 24 horas deben estar listas para su manipulación.

Encolado de uvas secas
Encolado de uvas para secar

 

Paso 3.- Insertar la parra en el belén

Mientras se secan las uvas, puedes ir haciendo la parra e incluyéndola en el nacimiento. No te compliques demasiado con este paso. Cualquier conjunto de ramitas de un árbol o arbusto puede servir para el emparrado si le das la forma precisa. Solo tienes que eliminar de la rama toda hoja, fruto o flor hasta que quede el palo al desnudo. Lo insertas en el belén y… ¡listo!

Para las hojas, lo más sencillo es utilizar una troqueladora con la forma de la parra. Toma unas cuantas hojas verdes de cualquier especie (no escojas hojas demasiado tiernas), pásalas por la troqueladora y pégalas en la parra.

Paso 4.- Colgar las uvas secas en la parra

Una vez estén secos los racimos que hemos encolado, solo tendremos que irlos colocando sobre la parra. Si se “cuelgan” solos y quedan fijados, perfecto. En cualquier caso, con una gota de tu adhesivo habitual será suficiente para llenar de apetitosas uvas tu parra.

 

Utilizar uvas de plástico para el belén

Si no quieres complicarte, o no sabes dónde conseguir uvas naturales para secarlas y usar el sencillo truco que te hemos explicado, puedes recurrir a los complementos artificiales para el belén. En este enlace puedes encontrar, por un bajo coste, bolsas con racimos de uva de la colección Gran Realismo, que incluye otros elementos como coles, lechugas, manzanas o peras.

Parra de uvas secas
Detalle final de la parra con uvas para el belén

 

¿Has visto qué sencillo es tener un pequeño detalle natural en tu belén? Con un poco de imaginación y sencillos materiales, en un momento puedes tener tus propias uvas para el belén. Aunque puedes hacer cosas parecidas con dátiles, palmeras o pequeños arbustos que decorarán tu nacimiento como una réplica exacta de la naturaleza. ¡No lo dejes todo para última hora!

 

 

Deja un comentario