10931615_1080735448620205_3304601246472923797_o

Cosas que no encajan en el portal de belén

Como cada año, estos días millones de hogares españoles se preparan para montar su particular portal de belén. Una tradición de la que ya hablamos en un artículo anterior que reúne a varias generaciones de la familia alrededor de las maquetas, las figuras y el material empleado en el montaje de este entrañable elemento navideño.

Sin embargo, no todo lo que se hace con cariño está exento de error y, en este caso, como no podía ser de otra manera, también introducimos ciertos anacronismos y errores cuando montamos el portal. En ciertas ocasiones por falta de rigor histórico; otras, por intentar llevar a “Oriente” costumbres de nuestro arraigo ibérico; la mayoría, al tratar de embellecer la escena con elementos que desentonan a los ojos del más quisquilloso. En todo caso, aquí os dejamos algunas de las cosas que no encajan en el portal de belén.

 

#1.- La nieve del portal de belén.

Belén está situada a la misma latitud que el norte de África y su altitud media es de unos 765 metros. Tiene un clima mediterráneo seco. Con esas premisas, podemos imaginar que la nieve en Belén no es precisamente una costumbre arraigada. Pero, con lo que nos gusta hacer un belén nevado, ¿quién va a contarle esto a los niños?

 

#2.- Iglesias antes de Cristo.

Suele ser un elemento muy recurrido en algunos belenes, pero… ¿te has parado a pensar cómo podía existir una iglesia católica antes del nacimiento de Cristo? Es más, ¿cómo puede ponerse una cruz cristiana sobre ellas si Jesús aún no ha sido crucificado?

Las iglesias suelen representarse en los belenes que las montan mediante edificios singulares y de gran belleza, pero su instalación dentro del portal es un anacronismo justificable solo, si cabe, desde un punto de vista estético.

Foto ganadora del I Premio de Fotografía Controladores.net.
Foto ganadora del I Premio de Fotografía Controladores.net. Autor: Antonio Fernández Velasco

 

#3.- Los animalitos del portal.

El jamón y los embutidos de cerdo son una delicia ibérica que nos cuesta olvidar a los españoles, pero… ¡los judíos no comen cerdo! En el siglo I d.C. no se criaban cerdos en la zona de la actual Palestina. El Pentateuco prohíbe su consumo en su libro Levítico, pero también prohíbe tocarlos, por lo que su cría era bastante más que improbable.

Del mismo modo, las vacas que solemos poner en el portal son de razas europeas, gordas y lecheras. En la época del nacimiento de Cristo, las vacas que podían pulular por el portal serían de raza árabe, flacas y de poca leche. Eso sí, cerdos y vacas quedan muy monos en nuestro portal. Una curiosa manera de occidentalizar nuestro pesebre.

 

#4.- El tomate y la patata.

Salvo que la Historia nos haya engañado en ese detalle, fueron los españoles quienes llegaron a tierras americanas y sacaron de ese continente productos como el cacao, el tomate, la patata o el maíz. Por eso, poner cualquiera de estos elementos en tu portal de belén es otro fallo histórico, ya que los palestinos no conocerían dichos alimentos hasta muchos siglos después del nacimiento de Cristo. Mejor sustituirlos por cereales como la cebada, el trigo o la avena.

 

#5.- Benedicto XVI y el portal de belén.

El papa Ratzinger, antes de su retiro monástico, nos legó un libro sobre la vida de Jesús de Nazaret donde negaba la existencia del buey y la mula, la de la estrella de Oriente e incluso la procedencia de los Reyes Magos, para quienes el mismísimo Papa proponía un origen andaluz. Ya. Pero… ¿quién se atreve a sacar del portal estos elementos?

 

Dejemos de lado los estudios teológicos y científicos en sentido estricto. De lo contrario, ¿qué sería de nuestro portal sin algunos de sus elementos más significativos? Prepara la mula, la estrella, las vacas y, si los tienes, hasta los tomates, y cuéntanos: ¿cuántos de estos elementos anacrónicos hay en tu portal?

 

Asociación Portuense: belenismo en El Puerto de Santa María

El hecho de que la localidad gaditana de El Puerto de Santa María sea uno de los principales ...

Learn more

7 comentarios sobre “Cosas que no encajan en el portal de belén

  1. De los errores en nuestros belenes les discuto dos:
    1. La nieve. Belén no está a más de 8 km de Jerusalén. No han visto las preciosas fotografías de la ciudad de Jerusalén nevada. Está a 800 m sobre el nivel del mar y no son tan infrecuentes las nevadas. Yo mismo he vivido el día de San José, e.d., el 19 de marzo una nevada en la Ciudad Santa.
    2. Los cerdos. Bueno si queremos contradecir al evangelio, con la piara de cerdos del endemoniado que se tira acantilado abajo, poblado situado a las orillas del Lago de Galilea. Además la presencia romana era normal en tiempos de Jesús, no en vano le debe Herodes su trono a Roma. La presencia de los romanos y sus costumbres no están reñidas con la presencia de la carne de cerdo. Dentro del territorio de Galilea había ciudades declaradas impuras que no pisaban los judíos precisamente por ese motivo, lo mismo que había ciudades costeras que tenía una marcada influencia greco-romana donde no sería incompatible la carne de cerdo.

  2. Algún detalle más sobre su artículo de los anacronismos del belén.
    Con respecto a los cerdos, compartiendo el comentario de Antonio, añado que Jesús en la parábola del hijo pródigo (las parábolas estaban basadas en la vida diaria para que fueran entendidas) dice que el hijo pequeño se puso a criar cerdos. Era un trabajo denigrante, que nadie quería, pero existía en aquel tiempo.
    Benedicto XVI en ningún momento negó la existencia del buey y la mula en el portal del belén. Lo que dijo es que no constaba documentación de q

  3. (sigo, perdón)
    que allí estuvieran, pero María y José tuvieron que desplazarse de alguna manera a Belén y en el estado de María es posible no hicieran el camino andando. Además el alojamiento era un pesebre y, no solo un buay utilizado para arar los campos, seguro habría más animales.

  4. Hola mi saludo mas cordial afectuoso a todos los integrantes de Controladores. En un país como el nuestro que yo califico como el nº 1 del mundo en belenismo este blog “está clavao “.
    He dedicado mi vida a las manualidades de todas las clases y hoy ya jubilado lo dedico a los árboles de calidad a escala.
    Hay errores por falta de información que podrían corregirse por ejemplo el muy común de las aspas en los molinos de viento que si son de época, y otros muchos más, que iré publicando aquí si me lo permitís.
    !!! Pero un nacimiento en cada hogar borra con su amor cualquier defectillo ¡¡¡ .Un abrazo.

    • Hola y bienvenido al blog, Pepe.

      Por supuesto, cualquier aportación de alguien como tú (permítenos tutearte desde la cercanía que nos da compartir esta afición) será agradecida.
      Esperamos verte mucho por aquí, y que disfrutes de los contenidos que vamos divulgando.
      Un saludo.

  5. Soy belenista, de hace muchos an-os, hay tanta controversia, en lo que se refiere al belenismo, por ejemplo, estuve en Jerusalen e hice muchas preguntas a las personas que se supone tienen alto conocimiento del Nacimiento de Jesus, pregunte: Jesus nacio en un pesebre, en una cueva, en un portal, contestacion: 100 % a ciencias ciertas, nadie puede decirlo. Pienso, en mi opinion que el hacer un Belen en su hogar en cualquier otro lugar, se puede hacer ya sea en una cueva, portal o Belen, siempre y cuando no lo hagan en casas modernas, que no era lo que habia en ese tiempo. Por eso no estoy de acuerdo con casas, figuras regionales de cada pais, ya que en esos tiempos, el hombre no usaba pantalones, sino como mantos, amarrados en la cintura, sandalias, no zapatos. En mi Belen, trato de hacer lo mas cercano a lo que existia en aquellos tiempos, aunque se me hace dificil ya que vivo en USA y no se consiguen los materiales para montar un Belen, los personajes son de Murcia, Valencia, Sevilla y donde pueda conseguirlos semejantes a la epoca de Jesus. Pienso que lo que mas importa es tener en sus hogares el Belen y seguir ensenandoles la tradicion a sus hijos y nietos. Un saludo a todos los belenistas y se le agredece de corazon, todas las opiniones sobre el Belen, ante todos aquellos belenistas que nos pueden sacar adelante con sus experiencias en montar un Belen, Muchas gracias.

    • Hola y bienvenida al blog, Alicia.
      Te agradecemos tu comentario y nos encanta que mostréis vuestro punto de vista en este espacio que pretende ser un punto de encuentro alrededor del belenismo, esta afición que nos une y debe perdurar.
      Un saludo.

Deja un comentario